Derechos y deberes de los donantes

"Todas las personas que sean consideradas donantes de sangre tienen unos deberes y unos derechos"

Se define al Donante Altruista de Sangre como persona que haciendo uso de su libertad, decide ofrecer su sangre en las condiciones sanitarias legalmente establecidas con el fin concreto de coadyuvar a salvar la vida o recuperar la salud de otro ser humano.

DERECHOS:

  • A ser informado previamente por escrito de las exigencias o condiciones médico-legales en vigor y al reconocimiento médico consiguiente.
  • A no ser rechazado en su voluntad de donar sangre por motivos distintos a los condicionantes antedichos, pudiendo igualmente por escrito recabar información de las causas del rechazo.
  • Formar parte de una Hermandad/Asociación de Donantes de cuya existencia será informado y disponer de un documento/carné que acredite su condición.
  • Disfrutar de una cobertura que alcance a los riesgos y accidentes sobrevenidos con motivo de la donación, incluidos los desplazamientos, recibiendo compensación de gastos o daños producidos eventualmente con motivo de la donación. El tiempo empleado en la donación tendrá consideración laboral dado el interés social y cívico del acto de la donación.
  • Disponer de puntual información estadística, a través de su Hermandad/Asociación, sobre el uso y destino de su sangre por parte de la Administración técnico-sanitaria ya que no renuncia a la propiedad de su sangre hasta que de forma total ó fraccionada se transfunda al enfermo con las garantías éticas y formales del más absoluto respeto al carácter de gratuidad y non profit con que efectuó su donación.
DEBERES:

  • Aceptar los condicionantes médico-legales en vigor informando correctamente sobre sus circunstancias de salud.
  • Atender y cumplir las indicaciones médicas recibidas antes,durante y después del acto de la donación.
  • Divulgar la trascendencia y significación, tanto sanitaria como social del acto de la donación altruista de sangre, colaborando con su Hermandad/Asociación en la promoción de la misma.
  • Aceptar el compromiso de gratuidad y altruismo.
  • Renunciar a conocer el receptor de su donación.